Cuando hacemos una nueva web o modernizamos la que tenemos es normal pensar que ese nuevo diseño es fantástico, maravilloso y que resuelve las necesidades que nuestros clientes esperan encontrar en nuestro portal. Pero con el tiempo la cosa cambia, ¿verdad?

Conforme van pasando los años esa web que hicimos con tanto cariño ya empieza a gustarnos cada vez menos, empezamos a ver necesidades que la web ya no cubre, formas de uso nuevas que ya no se aplican a nuestro portal, integraciones con otras plataformas, diseño ya un poco fuera de tiempo, etc…

Por ejemplo, muchas de las webs desarrolladas antes de los años 2010/2012 no contaban con diseños responsive, que hoy en dia son imprescindibles, y no siempre es fácil convertir una web a formato responsive sin tener que rehacerlo todo (al menos en lo que concierne al diseño)

Eso no significa que la web ya no cumpla su objetivo, al menos en gran parte, pero del mismo modo que nuestra empresa cambia con el tiempo, es normal que nuestra web nos acompañe en esos cambios.

Otro motivo importante para actualizar la web es el posicionamiento, para que la web vaya posicionando con el tiempo es necesario que vaya implementando cambios para ajustarse a los distintos algoritmos de Google o utilizar características más modernas que nos permiten un mejor posicionamiento (microformatos, incremento de longitud en metadescripciones, etc…) y puede ocurrir que con nuestra plataforma actual estemos limitados en esas mejoras, con lo cual salga más a cuenta rehacer la web para implementar dichas características.

Pero más allá del apartado técnico, es normal que con el paso de los años el propio diseño de la web quede obsoleto, muchas veces entramos a webs que tienen una década y nadie nos tiene que decir que son antiguas, simplemente se nota, y eso a veces da la impresión de que tenemos nuestro apartado on-line poco cuidado, si eso pasa con nuestra web quizás sea un buen momento para pensar en un rediseño integral. 

Eso si, si decides rehacer tu web no olvides tener en cuenta mantener la información importante junto a redirecciones, metas, etc.. para no perder el posicionamiento que hayas podido obtener.

Si necesitas un presupuesto para rehacer tu página web no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Comentarios